CELULOSA AIREADA

 

Este procedimiento de aplicación es una variedad del insuflado, con la diferencia de que no esta encapsulado y por lo tanto no se llega a alcanzar una alta densidad  de forma inmediata.

Es entonces que se determina la cantidad de material adicional que se debe de colocar para lograr el nivel de aislamiento deseado, esta cantidad esta por el orden del 20%, aunque en nuestro caso utilizamos un medidor especial, que nos permite verificar si la cantidad de celulosa colocada de forma suelta es equivalente al mismo material de forma encapsulada.

En el caso de  las buhardillas realizadas sobre forjados con tabiques palomeros , este trabajo se realiza accediendo desde dentro de la edificación para no tener que penetrar la impermeabilización de la cubierta.

Una vez realizado el mismo se procede al medir la densidad real del material aportado por medio de un instrumento tipo placa de penetración y este determina el valor real de densidad del mismo para así poder emitir el certificado.

Deja un comentario